THE HAUNTED BOX

7,1
2,4
Un escalofrío te recorre la columna vertebral al entrar en la habitación. Mirando a tu alrededor, sientes los fríos y vacilantes haces de luz, que se mezclan relucientes a través de una ventana rota, proyectando sombras misteriosas en las paredes. Al caminar hacia adelante, no puedes dejar de sentir que alguien te está observando. Miras alrededor y no ves nada, salvo algunos muebles antiguos. Ahogas un gemido nervioso y continúas hacia las oscuras entrañas de la habitación… El temblor de la estancia y el eco de una lastimera risa te informan que has perturbado al fantasma…

Esta sala todavía no está integrada

Top